Anuncio
Anuncio
Anuncio
El "Buen Fin" que inició la madrugada de este Viernes, será el más catastrófico para la economía familiar de millones de mexicanos, que el mismo triunfo de Trump.

Que me perdonen mis amigos comerciantes, pero estimular el consumo y la toma de crédito en un escenario tan incierto como el actual, es inoportuno e irresponsable.




Les platico:

A partir de hoy y hasta el martes de la próxima semana, se esperan ventas del comercio, por casi 300 mil millones de pesos.

El 65% de las compras del pasado Buen fin, se realizaron con tarjetas de crédito y de esas, la mitad de los tarjetahabientes optaron por cargos a plazos, según los bancos, sin intereses.




Toda la publicidad que llena periódicos, espacios televisivos y de radio y en la red, está provocando a los consumidores a vaciar las tiendas. Las filas que se vieron hoy en la madrugada revelan que la publicidad rindió frutos.

Con este Buen fin, ganan los comerciantes y los medios masivos de comunicación. El gran perdedor será el consumidor, porque en su siguiente estado de cuenta verá que las tasas de interés subieron cuatro o más puntos, multiplicando su deuda, que es lo último que debe ocurrir cuando la incertidumbre domina los mercados.

Ser frugal, conservador y tener liquidez, es lo más inteligente ante un ambiente como el que vivimos.

Ciudadanos del mundo, y más de México: LIQUIDICÉMONOS.

El Buen Fin promueve exactamente lo contrario. Quienes sean seducidos por tanta “rebaja”, cometerán un auténtico suicidio financiero.

Aunque propiamente no estamos en crisis, el caótico escenario que vivimos, enciende las alertas económicas.

Y en una situación como la actual, los pasivos, las deudas, las compras a crédito y la ausencia de liquidez, son mortales.

No nos dejemos engañar por los “simpáticos” anuncios del Secretario de Hacienda o del director del Banco de México, respecto a que las reservas en dólares del País están por encima de los 150 mil millones y que el peso está sufriendo los embates de factores externos.

Amigos, eso es macroeconomía, que está a años luz de los bolsillos de los mexicanos y a lo mejor en eso tienen razón esos señores.

Pero la microeconomía, la que está sentada a la mesa de todos nosotros, comienza ahora a ser devastada por el encarecimiento del crédito, del cual vive más de un tercio de la población en este país.

Otra vez, que me perdonen mis amigos comerciantes, pero es irresponsable promover el consumo y el endeudamiento, en un escenario tan incierto como el actual.

Y que no me perdonen los malos, ineficientes y cínicos gobernantes que padecemos, pero es criminal hacerla de paleros de quienes se inflarán los bolsillos este Buen Fin, empobreciendo aún más a millones de mexicanos.

El Sol sobre nuestras cabezas se ha nublado por factores externos -el triunfo de Trump- e internos,

las raterías e ineficiencias de gobernantes y legisladores.

Y si queremos ver de nuevo al Sol, primero tendremos que sobrevivir a la tormenta que se avecina.
Compartir en:

Anonymous México

Comentarios Recientes: